Newsletter Subscription

Espectacular pantalla de 360 grados en la Autostadt Wolfsburg

La pantalla de 360 grados más grande del mundo en el mayor centro de entrega de coches del planeta: item está allí mismo.

Alemania siempre ha sido un país de fervientes amantes del automovilismo. Esta fascinación por los vehículos se refleja claramente en la Autostadt, que abrió en Wolfsburg en el año 2000 y cuyo coste de construcción rondó los 430 millones de euros. Además del centro de entrega de coches, la Autostadt también aloja numerosas instalaciones para exhibiciones, conciertos, espectáculos y experiencias culinarias en un espacio de más de 28 hectáreas. Sin embargo, la guinda del pastel es el centro de entrega de coches propiamente dicho, conocido como el «CustomerCenter», donde los clientes pueden recoger su nuevo Volkswagen o SEAT con estilo. Nuestros perfiles de aluminio también hacen aparición en este destacado ambiente, formando la estructura de soporte de una pantalla de 360 grados en la zona de espera, lo que constituye todo un récord mundial en lo que se refiere al tamaño. Utilizando discos controlados magnéticamente denominados «flip-dots», la pantalla muestra los nombres de los orgullosos propietarios de vehículos relucientes cuando son los siguientes en la cola para recoger sus nuevos utilitarios.

Causando una excelente impresión en los propietarios de nuevos vehículos

Se escucha brevemente un zumbido, y los incontables flip-dots de la pantalla de forma anular, que está colocada sobre las cabezas de los clientes que esperan se ponen en marcha, combinándose para deletrear las horas de recogida y los nombres. Este fue el concepto que se sugirió en respuesta a la licitación convocada por VW para la compra de una pantalla, y fue la propuesta que finalmente ganó el contrato. Uwe Urbas de Polyphon se encargó de planificar el concepto y de gestionar el proyecto. Christopher Bauder de WHITEvoid, que se ocupó de la dirección artística y del diseño del proyecto, encargó al equipo de mawa liderado por Martin Wallroth y Steven Morgan la planificación, fabricación e instalación de la pantalla. A bordo del equipo de desarrolladores se contrató para este prestigioso proyecto a Konstantin Weickardt, que trabajó en la estructura de prueba en Babelsberg y en la instalación final en la Autostadt de Wolfsburg.

mawa se ha ganado un nombre propio gracias a los esfuerzos centrados en el desarrollo de sus propias soluciones de luces e iluminación técnica personalizadas. Sin embargo, de vez en cuando el equipo mawa prefiere asumir proyectos que lo obliguen a salir de su zona de confort y lo ayuden a adquirir nuevas habilidades para su gama de productos. En este caso, el objetivo era poner a prueba las aptitudes de sus ingenieros. El equipo acudió a nuestros perfiles de la serie 6 en las dimensiones de 30 × 30 y 60 × 30 para el bastidor de soporte de la pantalla de 360 grados. Sin embargo, antes que nada, los perfiles debían doblarse en la máquina propia de doblado por control numérico, teniendo en cuenta los diferentes radios. Aunque item no asume el doblado de los perfiles por sí mismo, este ejemplo excepcional muestra el potencial para este tipo de proyectos. En palabras de Weickardt, item se ha ganado la confianza de mawa gracias a la anterior experiencia positiva con nuestra tecnología de perfiles: «Nuestro jefe de planificación ya había utilizado productos de item con un efecto fantástico: fue él quien nos habló de esta empresa. Esta es siempre la mejor clase de recomendación».

Construcción de un anillo modular: creado especialmente para la Autostadt Wolfsburg

Sin embargo, el planificador jefe en cuestión nunca había trabajado con item en un proyecto de este tamaño, y era un trabajo de gran envergadura. La construcción anular está cubierta de 180 000 flip-dots, tiene un diámetro de casi 9 metros y está suspendida en el aire a una altura de 3,6 metros. También resulta bastante impresionante su peso de 2,4 toneladas métricas. Estas características realmente fueron posibles gracias al diseño del sistema de construcción modular MB, que permitió garantizar el éxito de este proyecto pionero.

Se podría desmontar la construcción, empaquetarla y volver a montarla en un abrir y cerrar de ojos.

Por ejemplo, la instalación completa puede desmantelarse en 44 segmentos anulares individuales y transportarse fácilmente en cajas de transporte aéreo. «Se podría desmontar la construcción, empaquetarla y volver a montarla en un abrir y cerrar de ojos», explica Weickardt. Pero volvamos a fijarnos en los flip-dots. ¿Cómo funcionan exactamente? «La tecnología no es precisamente sencilla», nos cuenta el ingeniero con un guiño de ojo. Los flip-dots son discos delgados, con un color diferente en cada lado, que se controlan con una enorme precisión utilizando imanes. Gracias a esta tecnología, el equipo del proyecto puede programar una escritura que se mueve alrededor de todo el anillo o incluso diferentes motivos, ofreciendo a los visitantes de Autostadt un auténtico festín visual en 360 grados.

¿Quiere estar al día de las últimas novedades en el mundo de item? Tenemos la solución perfecta para usted: ¡suscríbase al blog de item marcando la casilla de la esquina superior derecha!