Newsletter Subscription

Ergonomía en la industria: aspectos que se suelen pasar por alto

La ergonomía no solo trata sobre el cuidado de la espalda, sino que es una disciplina con objetivos muy diversos.

Después de evaluar recientemente un aspecto clásico de la ergonomía, el estar sentado, creímos necesario cerrar nuestro resumen sobre ergonomía en bancos de trabajo industriales dirigiendo nuestra atención a una serie de aspectos que, lamentablemente, se suelen pasar por alto. Los más importantes son la modularidad, el área de manipulación y, por último, aunque no menos importante, el diseño. Sin embargo, también trataremos rápidamente la iluminación, aunque desde un punto de vista diferente.

La modularidad y las zonas del área de manipulación

En la industria, no importa la dedicación con la que se planee un banco de trabajo: nunca estará realmente finalizado si se usa correctamente. Siempre surgirán nuevas necesidades que requieran flexibilidad en las modificaciones. Y aquí es donde un sistema de construcción modular tiene verdaderas ventajas. Por ejemplo, los operarios suelen encontrarse con que no tienen ningún lugar para colocar algo, pero esto se puede solucionar rápidamente añadiendo un estante extra. Y, además, cuando se utiliza un sistema de construcción modular, es igual de sencillo quitar este estante más adelante.

A la hora de diseñar bancos de trabajo industriales, es importante tener también en cuenta el área de manipulación. Justo enfrente del operario se encuentra la zona donde llegan las dos manos, donde realmente se lleva a cabo el proceso. La zona más alejada, a la que se llega con una sola mano, es el mejor lugar para colocar materiales y herramientas que se utilicen con frecuencia, ya que los trabajadores pueden alcanzar todo fácilmente, sin tener que girarse. Estas zonas en el área de manipulación son distintas para cada persona, por lo que es importante que cada trabajador pueda colocar los sistemas de suministro y recogida de materiales según sus necesidades personales. Los brazos articulados son una opción ideal para colocar herramientas en la zona de acceso con una mano. Se les puede dotar de bandejas (como los paneles de herramientas), así como contenedores de piezas, ganchos y soportes para guardar herramientas, de forma que sean fácilmente accesibles.

La función de la iluminación en los bancos de trabajo industriales

A diferencia de la iluminación en un puesto de oficina, donde los empleados suelen llevar a cabo tareas muy similares, la iluminación en un banco de trabajo industrial debe adaptarse de forma precisa al proceso que se lleve a cabo en él. Es de especial importancia que la iluminación se dirija a la superficie de trabajo para garantizar un efecto óptimo. Unas condiciones de iluminación que no sean óptimas no solo afectan a la concentración y el rendimiento de los trabajadores, sino que también les fuerza a desviarse de su posición ideal para tratar de obtener una visión mejor, con el consiguiente riesgo asociado a las malas posturas. Esto solo evidencia lo estrechamente interrelacionados que están todos los aspectos de la ergonomía.

Podrá encontrar más información acerca de la iluminación en los bancos de trabajo en nuestro artículo especial sobre dicho tema. (Verlinkung: LED-Industrieleuchten: Optimale Sicht in Ihrer Arbeitsumgebung)

El diseño también contribuye a la ergonomía

Ya que hablamos de cómo se ven las cosas en los bancos de trabajo, merece la pena señalar que algunos estudios han demostrado que los trabajadores clasifican las sillas como más cómodas cuando les gusta su apariencia. No obstante, es importante añadir que este efecto disminuye con el tiempo: cuanto más tiempo está sentado un trabajador en una silla, más importancia cobra su comodidad física. Aun así, el diseño tiene un efecto tangible en la comodidad que perciben los trabajadores. Y esto no solo es aplicable a las sillas: también se aplica al concepto completo de bancos de trabajo industriales.

Los trabajadores que desarrollan su labor en un entorno que les agrada se sienten más motivados a la hora de mantener la superficie de trabajo limpia y ordenada. Por si esto fuera poco, los lenguajes de diseño funcional y visual estructurados facilitan enormemente la asimilación de los procesos de trabajo. Un diseño atractivo también ofrece a las empresas un medio elegante de proyectar una imagen, tanto interna como externamente. Y una cosa lleva a la otra. De hecho, esta es una forma muy clara de sintetizar el enfoque holístico intrínseco a la ergonomía.