Newsletter Subscription

Ordenar el taller según un sistema

El dicho inglés «casa ordenada, cabeza ordenada» es perfectamente aplicable a los talleres tanto como a las casas, si no más.

Registrar el taller de arriba abajo para encontrar la herramienta correcta puede ser una pérdida de tiempo muy molesta. Aunque solo lleve unos pocos minutos al día, al cabo del año puede suponer días enteros, incluso semanas, que van desgastando la productividad de los trabajadores. Además de eliminar herramientas desfasadas o irrelevantes, es esencial ordenar concienzudamente y organizar los materiales de trabajo siguiendo un sistema. La limpieza regular sienta las bases para unas operaciones de taller fluidas.

Mantener el taller ordenador con carros y cajas para herramientas

Especialmente en talleres grandes es imprescindible almacenar las herramientas pesadas de forma que resulte fácil encontrarlas y rápido transportarlas. Los carros de herramientas especiales, por ejemplo, son perfectos para ello. Se trata de bancos de herramientas móviles con cajones y estantes de doble función. En primer lugar, si sabe que pronto va a necesitarse una herramienta determinada, puede dejarla en un estante para que esté a mano. En segundo lugar, los estantes pueden utilizarse como superficie de trabajo. No obstante, los carros de herramientas tienen la desventaja de que suelen ser un poco pesados y, por tanto, solo son realmente adecuados para transportar herramientas en un solo piso de un edificio. El ligero carro de transporte SystemMobil S41T con altura ajustable se distingue por su bajo peso muerto y su adaptabilidad personalizada. Ya no hay necesidad de rebuscar en cajones, porque todo está rápidamente al alcance de la mano.

Organización segura e impecable para almacenar las herramientas eléctricas

Cuando en un taller las herramientas eléctricas se dejan en cualquier sitio, el aspecto que ofrece es de desorden, pero es que, además, en realidad deberían estar guardadas en un entorno seco para impedir daños técnicos a largo plazo. También es aconsejable guardar las herramientas y los accesorios juntos; de esta manera se ahorra tiempo, ya que en cualquier caso se van a emplear a la vez. Por ejemplo, se puede utilizar una plantilla de Word a fin de crear etiquetas impresas para todos los cajones. Aún mejor, estas etiquetas pueden mostrar una imagen de la herramienta correspondiente. Como son más fáciles de identificar y neutrales desde el punto de vista del idioma, las herramientas pueden encontrarse incluso con más rapidez, y se detecta enseguida si falta alguna.

Un nuevo estilo de tablero de clavijas para organizar el taller 

La pared de herramientas o el tablero de clavijas ofrecen otra forma de organizar mejor el taller. Se basan en un principio sencillo. Es fácil acoplar soportes de herramientas y ganchos a estas paredes, que a su vez proporcionan una plataforma para montar herramientas de todo tipo, como, por ejemplo, destornilladores y llaves. El toolpanel® System de item es aún mejor. Como especialista en diseño de bancos de trabajo ergonómicos, item siempre está intentando mejorar su propio Sistema de Bancos de Trabajo, y para ello es esencial disponer de un sistema flexible para organizar herramientas. Una solución personalizada basada en el toolpanel® System aprovecha al máximo el espacio disponible. Lo cual no es solo relevante para entornos industriales, sino también para talleres que quieren mejorar la eficiencia de sus empleados a través de una organización optimizada y una mayor ergonomía.

El diseño vanguardista y limpio del toolpanel® System le valió el Premio 2018 Red Dot y contribuye mucho a encontrar lo que se busca. El sistema de construcción modular permite añadir más elementos, como monitores, documentos, regletas multicontactos y soportes para herramientas especiales. Por su cualidad de escalable —que sirve para instalar y reorganizar con rapidez soportes y herramientas— y su amplio catálogo, este sistema se distingue de los paneles con clavijas convencionales. Además, el toolpanel ® System permite organizar y etiquetar de forma sistemática, lo que facilita un poco la vida a los empleados: menos búsqueda equivale a menos estrés. Más aún, el sistema también puede utilizarse como parte de un carro de herramientas, un panel mural o una pared de herramientas independiente. En definitiva, se han terminado el caos en el taller y el rebuscar por todas partes para dar con la herramienta correcta. Realmente es así de fácil: ¡una mirada rápida, coger la herramienta y empezar!