Newsletter Subscription

Ventajas de los robots en la industria

Los robots ofrecen todo tipo de ventajas empresariales. Entre otras cosas, permiten la producción automatizada de lotes pequeños, alivian la carga del personal, mejoran los estándares de calidad y aumentan la satisfacción del cliente. 

A pesar de las numerosas ventajas de los robots, muchas empresas industriales ignoran totalmente la robótica cuando se intenta encontrar una solución sencilla y rentable a un problema específico. En la mayoría de los casos, esto se debe a que es comparativamente difícil empezar a utilizar robots industriales convencionales, especialmente en lo que respecta a la programación. En cambio, los robots ligeros de última generación son una solución mucho más fácil para los principiantes y son incluso más flexibles en ciertos aspectos. Los compromisos asociados a la construcción ligera en términos de capacidad de carga y velocidad son insignificantes para muchas aplicaciones y, la mayor parte de las veces, la versatilidad de los robots lo compensa, sobre todo porque los robots ligeros también abren las puertas de la robótica industrial a las pequeñas y medianas empresas.

Visión general de las aplicaciones de los robots

En nuestro libro blanco encontrará aún más aplicaciones y ventajas de la robótica en la industria y podrá explorar por qué los robots son una inversión que también merece la pena para las pequeñas y medianas empresas.
¡CONSIGA AHORA EL LIBRO BLANCO!

Robots ligeros como facilitadores y trabajadores del turno de noche

Su propio nombre indica otra ventaja de los robots ligeros. Con un peso muy inferior a los 40 kilos en la mayoría de los casos, son extremadamente ligeros. Con una estructura base adecuada, esto significa que son fáciles y cómodos de mover, una gran ventaja si se tiene en cuenta, por ejemplo, que es posible utilizar un mismo robot en la paletización y luego en la soldadura para pequeñas series. Esta versatilidad es, sin duda, una de las principales ventajas de los robots en la industria, sobre todo porque sus aplicaciones no sólo reducen la carga de trabajo en muchas situaciones, sino que se convierten en facilitadores. Un ejemplo propio de item lo ilustra perfectamente. La incorporación de un robot ligero fue una solución rentable para la producción semiautomatizada de series muy pequeñas.

No hay problema para que los robots hagan un turno extra de noche, una gran ventaja ante la creciente escasez de personal.

Una ventaja concreta de los robots en la industria es obvia, pero no por ello menos importante: no se cansan ni necesitan descansos, y no les supone ningún problema hacer un turno extra de noche. No hay que subestimar este aspecto, sobre todo en el caso de las PYME, que encuentran cada vez más dificultades para mantener la producción en varios turnos, aunque sus carteras de pedidos estén saneadas, debido a la creciente falta de personal. En la práctica, estos períodos adicionales pueden utilizarse principalmente para actividades de producción y montaje o tareas de acopio y ubicación de componentes individuales, utilizando el robot para ciertos aspectos del trabajo preparatorio. Esto significa que el personal puede empezar con buen pie cuando se incorpora al turno y las empresas también pueden rentabilizar mejor su maquinaria e instalaciones.

Con la estructura base adecuada, los robots (ligeros) pueden desarrollar todo su potencial: desde bancos de trabajo colaborativos y cabinas parcialmente cerradas hasta islas robóticas móviles para operaciones como la carga de máquinas.

Los robots ofrecen muchas ventajas en la industria: desde aliviar la tensión hasta aumentar la satisfacción del cliente

Según el informe alemán de salud BKK para 2020 , el sector manufacturero registró alrededor de 19 días de baja por empleado en 2019. Más de una cuarta parte de ellos, el 27,6%, se debieron a afecciones musculoesqueléticas, lo que sitúa al sector 3,3 puntos porcentuales por encima de la media del sector, que es del 24,3%. Es un hecho conocido que los empleados fabriles a menudo tienen que adoptar posturas poco naturales. Agacharse, levantar o girar con frecuencia y permanecer de pie durante largos periodos también forma parte de su vida laboral cotidiana. Además de provocar diversas dolencias y bajas del trabajo, esto también se traduce en una pérdida de motivación, lo que a su vez repercute en la productividad y la calidad. El uso de robots ofrece una serie de ventajas en este contexto.

Los movimientos poco ergonómicos que pueden provocar bajas por enfermedad pueden delegarse en los robots.

Las ventajas de los robots son ideales para ofrecer a los valiosos trabajadores cualificados una protección a largo plazo. Las tareas que requieren que el personal realice movimientos poco ergonómicos pueden delegarse en los robots. Aunque los diseños ligeros no son tan potentes como los robots industriales, modelos como el UR16e de Universal Robots son totalmente capaces de levantar cargas de hasta 16 kilos, lo que es suficiente para aligerar literalmente la carga del personal en muchas áreas. Sin embargo, los robots de los bancos de trabajo industriales no sólo generan indirectamente una mayor productividad y calidad. Su precisión y exactitud de repetición también reducen el número de rechazos y garantizan una elevada y constante calidad del producto, lo que a su vez mejora la satisfacción del cliente, ¡y eso vale la pena! En el blog de Universal Robots, por ejemplo, el procesador de plásticos VEMA revela que el periodo de amortización de sus cobots ha sido inferior a dos años.

El personal debe estar convencido de las ventajas de los robots para poder aprovecharlas al máximo en los procesos industriales, por lo que es importante involucrar a los empleados desde el principio en la integración robótica.

Cómo incorporar con éxito los robots en el lugar de trabajo

A pesar de todas las ventajas de los robots en la industria, hay un posible inconveniente que no debe pasar desapercibido. Algunos empleados son escépticos respecto a los robots en el lugar de trabajo, porque les preocupa ser sustituidos. Adoptar una perspectiva diferente y/o proponer una nueva visión suele ser útil en estos casos, especialmente en el contexto de los robots ligeros y la colaboración entre humanos y robots. Los robots no son necesariamente un sustituto, sino más bien una herramienta versátil que el personal puede utilizar para llevar a cabo un trabajo que consideran extenuante o incluso tedioso. Mientras el cobot hace este trabajo, el personal puede ocuparse de tareas más significativas que aportan valor añadido. Al igual que un destornillador inalámbrico no sustituye al usuario, sino que simplemente acelera el proceso, un robot no sustituye necesariamente al personal sólo porque se encarga de algunas de sus tareas.

El uso de robots de producción es a menudo un criterio que insta a los jóvenes aspirantes a optar por un determinado empleador potencial.

Implicar al personal lo antes posible también es útil para conseguir la aceptación de las soluciones robóticas en los entornos industriales. Esto puede hacerse incluso antes de comprar el robot, por ejemplo, recopilando ideas del personal de todos los departamentos implicados. ¿Dónde podría utilizarse el robot? ¿Dónde sería más eficaz para aliviar la carga de los empleados? Una vez que el robot ha llegado, se puede presentar al personal (posiblemente incluso en forma de juego). Esto significa que pueden participar en operaciones como la programación y probar las distintas funciones. Cuanto más conozcan al robot y su potencial, más probable será que los empleados aporten por sí mismos otras ideas sobre la forma en que estas máquinas pueden ayudarlos. La incorporación de robots a la producción es, a menudo, un criterio positivo que lleva a los jóvenes aspirantes a optar por un determinado empleador potencial, ya que están abiertos a las nuevas tecnologías y a prepararse activamente para el futuro.

¿Desea conocer las últimas novedades sobre las aplicaciones innovadoras de la robótica? Suscríbase al blog de item marcando la casilla de la esquina superior derecha.