Newsletter Subscription

Los perfiles de aluminio en la ingeniería mecánica especializada: ideas y ventajas

Los perfiles de aluminio en la ingeniería mecánica especializada: ideas y ventajas

Gerrit Pies y Wolfgang Rixen, los amigos que crearon item, tuvieron una idea innovadora: tornillos en lugar de soldaduras, aluminio en lugar de acero. Estaban convencidos de que el acero ya no satisfacía las crecientes necesidades de la ingeniería mecánica especializada. Lo que comenzó como un entretenimiento con perfiles de aluminio desarrollados y utilizados para uso estrictamente interno, llegaría a ser un sistema integral. En la década de 1980, apareció el exitoso sistema de construcción modular MB. Pero ¿cuáles son las ventajas concretas de los perfiles de aluminio con respecto al acero en la ingeniería mecánica especializada?

Perfiles de aluminio: material de primera clase

Las ventajas de los sistemas de perfiles de aluminio comienzan con las propiedades básicas de los materiales. El aluminio es mucho más ligero que el acero, pero también extremadamente resistente. Apenas le afecta la corrosión y no necesita laboriosas medidas de protección. Por tanto, dos factores de coste típicos relacionados con el acero, como son el mantenimiento regular y la protección contra la corrosión, pasan a ser irrelevantes. El aluminio también es muy fácil de moldear, tanto en caliente como en frío, es un conductor excepcional y se puede producir por extrusión.

Ahorro de tiempo y dinero en ingeniería mecánica especializada

Cuando se utilizan perfiles de aluminio en ingeniería mecánica especializada, solo hay que realizar tres procesos: corte, atornillado y montaje. Todo esto puede hacerlo un solo mecánico sin necesidad de formación adicional. Además, no se requieren equipos especiales ni una gran variedad de maquinaria. Las empresas controlan completamente y en todo momento los tiempos y la calidad del trabajo, ya que no tienen que depender de proveedores externos. Además, un sistema de construcción modular con perfiles de aluminio garantiza que el proceso de ingeniería funcione sin problemas. Los ajustes cuya necesidad solo se hace evidente durante el proceso de fabricación pueden rectificarse fácilmente en pocos pasos gracias a las innovadoras técnicas de fijación. También es posible atender en muy poco tiempo las solicitudes de cambios y modificaciones que puedan realizar los clientes.

Cuantas más etapas de proceso haya, mayor será la susceptibilidad a las fallas.

Por el contrario, incluso una sencilla construcción de acero puede requerir hasta ocho pasos: corte, mecanizado, fijación, soldadura, limpieza, imprimación, revestimiento y acabado. Esto tiene otras consecuencias, ya que cuantos más pasos tenga el proceso, mayor será la probabilidad de cometer errores. Por lo tanto, la transformación del acero implica inevitablemente numerosas etapas intermedias que, según los 7 Mudas de la producción Lean, se consideran un despilfarro. Subcontratar determinados procesos implica tener que verificar la calidad del trabajo externo, lo que cuesta más tiempo y dinero. En último término, el bajo coste de adquisición del acero no debe considerarse de forma aislada.

La tecnología de perfiles de aluminio facilita el transporte

Las estructuras de acero hacen que los sistemas sean muy pesados y, además, como no se pueden desmontar fácilmente, también resultan bastante difíciles de manejar. En logística, estos son dos factores de coste significativos. Cuando se trabaja con objetos grandes, no es raro que las instalaciones del cliente sufran cambios de espacio y disposición con poco tiempo de reacción entre las etapas de planificación y ejecución del proyecto. Por lo tanto, la única opción es desmontar parcialmente el proyecto, lo cual es un proceso costoso.

No se necesitan camiones pesados ni otros medios de transporte costosos.

La ligereza característica del aluminio, en cambio, ofrece muchas ventajas directas para el transporte, ya que no se requieren camiones pesados ni otros medios de transporte costosos. El concepto de modularidad de los sistemas de construcción modular de aluminio también afecta directamente al transporte y a los procesos posteriores. Durante el transporte y el montaje, la flexibilidad añadida que proporciona la posibilidad de realizar ajustes rápidos durante la descarga, el traslado y la instalación in situ realmente compensa. Los elementos premontados, por ejemplo, pueden desmontarse antes del transporte y volver a montarse fácilmente una vez que el proyecto ha llegado a su destino final.

¿Quiere estar al día de las fascinantes innovaciones que se producen en el mundo de item? Tenemos la solución perfecta para usted: ¡suscríbase al blog de item marcando la casilla de la esquina superior derecha!