Newsletter Subscription

Recuperación tras la crisis del coronavirus: oportunidades y consejos prácticos

La crisis del COVID-19 está teniendo un impacto dramático en la economía, particularmente en la industria alemana. Pero no hay motivo para abandonar la esperanza.

Aunque hay poco que podamos hacer en relación a la situación actual, hay muchas razones válidas para ser optimistas sobre el futuro. La historia nos ha demostrado que las cosas tienden a recuperarse después de tiempos de crisis. Hablando de crisis, es interesante considerar el significado original de esta palabra. En realidad, proviene del griego «krisis», que significa opinión o decisión, y se usó inicialmente como un término médico para referirse al pico o punto de inflexión de una enfermedad antes de que otras disciplinas comenzaran a usar el término. Como puede ver, no tiene nada que ver con estar atrapado en una situación desesperada. De hecho, la desaceleración forzada resultante de la crisis del coronavirus ofrece a las empresas una oportunidad única. ¿Ha habido alguna vez un mejor momento para que las empresas reconsideren con calma y sosiego sus procesos o incluso su modelo de negocio? ¿O incluso alguna situación que haya ofrecido un campo de acción tan abierto para fomentar la digitalización y las ideas creativas?

Utilice el campo de acción que ofrece la crisis del COVID-19 como una oportunidad para la digitalización

«Hemos visto dos años de transformación digital en dos meses», dice Satya Nadella, directora ejecutiva de Microsoft, al comentar las últimas cifras de negocio de la compañía a fines de abril. Es una situación similar en todo el ámbito del trabajo. Todo el mundo parece estar trabajando desde casa, y las videoconferencias se han convertido en una alternativa casi equivalente a las reuniones cara a cara. Los seminarios web de formación (también sobre ingeniería mecánica) nunca han sido tan populares. La educación digital, que hasta hace poco todavía estaba en pañales, ahora avanza a pasos agigantados en Alemania. Como resultado de la pandemia, las preocupaciones y obstáculos burocráticos previos se han desvanecido en el aire. Visto de esa manera, el COVID-19 no solo ha abierto oportunidades, sino que también ha acelerado el progreso.

Make use of this forced standstill and ask yourself key questions. Test out strategies and ensure your company is ready to adapt to what the future will bring.

Peter Gerlitz, market researcher

A pesar de todo esto, no debemos olvidar que la digitalización (consulte nuestra guía compacta sobre el tema) no es un fin en sí misma. La frase «todo vale» no se aplica aquí. Siempre se trata de lograr los objetivos específicos establecidos. En la producción, dichos objetivos podrían ser apoyar al personal aumentando la eficiencia en las operaciones de suministro de material (por ejemplo, con vehículos de guiado automático (AGV)) u optimizando los procesos de comunicación y documentación en la planta de producción. Las herramientas en línea están revolucionando los campos de la ingeniería al ofrecer funciones para el ahorro de tiempo y simplificar la coordinación, el soporte al cliente y la formación (un ejemplo pertinente en este aspecto es la Engineeringtool de item). Pero ¿cuál debería ser su primer paso en términos de digitalización?

Aproveche las oportunidades abiertas por la crisis del coronavirus y prepárese para el futuro

En primer lugar, debe comprender qué significa realmente la digitalización. Se puede referir tanto a la digitalización de los procesos existentes internos de la empresa como a la adaptación o modificación de los modelos de negocio. Dado que cada negocio y sector son únicos, no existe una fórmula mágica para una transformación digital exitosa. En principio, la optimización de procesos mediante herramientas digitales lleva mucho menos tiempo que la adaptación de un modelo de negocio. Sin embargo, las empresas también tienden a subestimarse a sí mismas en este sentido. ¿Ha llevado la pandemia a una cultura de reuniones digitales en todos los ámbitos de la empresa? Si es así, ese es el punto de partida ideal para abordar otros procesos. Otra cosa que hay que tener en cuenta es que el desarrollo de nuevos modelos de negocio es una habilidad que se puede aprender. Con un poco de formación previa, un taller informal puede sacar a la luz una gran cantidad de ideas innovadoras.

Esperamos ver un aumento significativo en el progreso de la automatización y la digitalización en la industria alemana

Dr. Christian Jacobi, agiplan GmbH

El estudio «Corona restart: German industry will move full steam ahead after the crisis» (Reinicio tras el coronavirus: la industria alemana avanzará a toda máquina después de la crisis), publicado recientemente por la Asociación de Ingenieros Alemanes (VDI) y la consultora agiplan, destaca el estado de ánimo optimista en el sector y el enfoque simultáneo en la digitalización. Como parte de este estudio, 169 responsables de la toma de decisiones en el sector participaron en una encuesta. Los siguientes resultados son particularmente esclarecedores:

  • El 77,6 por ciento quiere centrarse en proyectos relacionados con la seguridad (TI) y la digitalización
  • El 68 por ciento ha aprendido de la crisis y ahora le otorga mayor importancia a la digitalización.
  • El 80 por ciento planea digitalizar aún más sus procesos
  • El 74 por ciento querría intensificar aún más sus esfuerzos para digitalizar las interacciones con clientes y proveedores de servicios

Aborde activamente la crisis del COVID-19 con una mentalidad de crecimiento

Los tiempos de crisis hacen palpable la diferencia entre una «mentalidad fija» y una «mentalidad de crecimiento«, un concepto que hizo famoso Carol Dweck, profesora de psicología en la Universidad de Stanford. Aquellos con una mentalidad fija creen que su personalidad y, por lo tanto, sus talentos y éxitos están predeterminados en cierta medida. Creen que no poseen el potencial de desarrollarse. Por el contrario, aquellos con una mentalidad de crecimiento aprovechan las oportunidades y asumen desafíos y, por lo tanto, continúan creciendo a pesar de la crisis actual. Es esta forma de pensar la que reconoceremos en las personas y compañías que fueron capaces de sacar partido de la previsible recuperación tras la pandemia.

Las personas con una mentalidad de crecimiento aceptan los desafíos y continúan creciendo con cada crisis.

Además, el avance de la digitalización no tiene nada que ver con romper con el pasado de su empresa. El concepto de ambidestreza resulta útil aquí. No, no estamos hablando de con qué mano escribe: se trata de «buscar enfoques contradictorios o contrapuestos al mismo tiempo. Por ejemplo, optimizar el modelo de negocio actual y, al mismo tiempo, trabajar en innovaciones», explica el experto digital alemán Andreas Diehl.

La energía positiva y la colaboración cercana son exactamente lo que necesita para reunir fuerzas para el futuro durante la crisis del COVID-19.

Haga de la participación de los empleados y el Nuevo Trabajo las principales prioridades

Todos los aspectos mencionados dependen en gran medida del personal. Las empresas solo pueden allanar el camino para una transformación digital exitosa si empoderan con éxito al personal y lo involucran en la acción. Además, la crisis del coronavirus ha provocado cambios perdurables en la cultura del lugar de trabajo. Los componentes clave del Nuevo Trabajo, como el trabajo remoto y los modelos de horarios flexibles de trabajo, han pasado finalmente a ser algo común. Y dado que actualmente muchas personas se están tomando tiempo para reevaluar sus vidas, la atención plena y la ergonomía (incluso para trabajos de oficina) se han vuelto más importantes. La visualización sin precedentes de los hogares de los colegas también han llevado a los miembros de los equipos a conocerse mejor. En muchas áreas, la crisis actual ha acercado a las personas, y los problemas relacionados con el cuidado infantil han intensificado significativamente la cosnciencia de la diversidad. La lealtad a los empleadores también ha aumentado en muchos casos. Las empresas deberían sacar partido de esto y, una vez más, aprovechar las muchas oportunidades que ofrece el coronavirus.